El Tromercio

 

-Que flojera por Dios! Me acusan por enésima vez de troll y no solo eso, es que también me endilgan la etiqueta de fujimorista. Según el artículo de marras –escrito por un juntaletras cualquiera- , este servidor y dos más tenemos como objetivo traernos abajo la democracia con difamaciones. Me achacan un poder que no tengo y que de tenerlo, seria para traerme abajo a la izquierda en vez. Un Troll no da nombre, ni mucho menos da la cara en la RRSS, señores de CARETAS, como yo si hago. Un Troll hace de su infame actividad un modo de vida y yo cuento con una actividad empresarial no tan jodida como para buscar los frijoles en Twitter o Facebook. No soy fujimorista, aunque me gustaría serlo, tan solo para descargar una balacera de tuits en nombre de la militancia, pero estoy tan lejos de los ismos. Eso sí, les comento que un buen número de jerarcas de Fuerza Popular me ha bloqueado. That is fucked up! =)

 

-Desde que algún sector de la prensa puso a la cabeza de sus medios a fanáticos con agenda y consigna en ristre, el periodismo paso de ser un instrumento informativo a un arma personal…y por qué no? También objeto de alquiler! Los más maquiavélicos hasta reprimen, chantajean y extorsionan con reportajes, portadas y columnas demoledoras a todo aquel que ose denunciar sus planes o el de sus patrones. La portada del periódico El Comercio con fecha 10 de Noviembre es la prueba de esa ominosa metamorfosis en la cúpula de la jerarquía periodística peruana: “Odebrecht afirma que financio campaña de Keiko”. Si el interrogatorio a Marcelo Odebrecht y su contenido era confidencial –según los fiscales-  ignoramos como dicho periódico obtuvo información veraz y suficiente para tamaña portada. En páginas interiores usan el condicional para sus especulaciones pero ya el daño contra la lideresa de Fuerza Popular estaba hecho. Al día siguiente los principales medios en castellano de otras países hacían eco de la noticia. Fake news here in Peru.

 

-Este asunto es simple. Los de IDL –esos que dictan talleres para jueces sobre “derechos humanos”- y otras ONGes especializadas en dejar a nuestras FFAA como los malditos y  a los terroristas como Robin Hoods- empujaron a cuatro jueces a cambiar un voto. “Corrigiendo” dicho voto, dejaron la puerta abierta para que los oenegientos escarlata, reclamaran “lesa humanidad” y reabrieran el caso El Fronton.  Los valerosos marinos implicados en la retoma de esa isla y parte demandada, llevaron su queja al Congreso y los magistrados prevaricadores del TC, elevaron su queja a la CIDH. Tal asalto a la “cosa juzgada” por su gravedad y cretinismo, es inaudito y haría del derecho peruano el hazmereír de sus pares a nivel mundial. Soy de la opinión, como una buena mayoría de peruanos, que esos cuatro magistrados tienen que ser removidos con la celeridad que requiere tamaña marranada.  Kick them out!

Views All Time
Views All Time
Views Today
Views Today

Autor: Elvis

Nací en Amazonas, pero vivo entre Los Ángeles y Lima. Estudie Derecho en Pacific Coast University de Long Beach-California. Soy autor del libro: Nueva Derecha Popular y Desasnario es mi página. Me han llamado de todo, pero en verdad soy republicano en lo político y liberal en lo económico.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *